Por Owen, desde Filipinas

Cuando llegué a Filipinas, estaba muy emocionado por vivir nuevas experiencias pero al mismo tiempo agotado después 24 horas de vuelo. Estaría estudiando durante un mes en una escuela de inglés en Filipinas, concretamente en la escuela Philinter.

Cuando llegué a Philinter, una agradable trabajadora de la escuela me recibo con una gran sonrisa, y me dijo, si sabia que yo era el único estudiante europeo que había. Yo ya estaba informado sobre esto antes de mi llegada, y estaba preparado para conocer y relacionarme con gente de otras culturas.

Al principio, fue un poco extraño y divertido al mismo tiempo. Todos los alumnos me miraban como si yo fuera un nuevo profesor venido de europa, pero al poco de conocer algunos alumnos mi integración en la dinámica de la escuela fue total.

Lo que puedo decir, es que mi experiencia estudiando ingles en filipinas ha sido increíble. He aprendido y mejorado mi inglés gracias a los buenos profesores que he tenido, y he hecho un montón de buenos amigos de diferentes nacionalidades. Mi estada en la escuela Philinter me ha dejado muy satisfecho y feliz de haber elegido estudiar ingles en Filipinas como destino.